#388
Diciembre 2017


FORUM+CPIC 2015

Buenos Aires

Desafíos de la Ingeniería Sustentable

El Consejo Profesional de Ingeniería Civil -CPIC- impulsa un nuevo espacio de debate Fórum+CPIC sobre los grandes desafíos de la Ingeniería Civil en la sociedad. El primer evento abordó la temática “Desafíos de la ingeniería sustentable” y se realizó en la sede de la institución con un panel integrado por una veintena de calificados profesionales, funcionarios y empresarios.

El Consejo Profesional de Ingeniería Civil -CPIC-,continuando con su compromiso por encontrar soluciones a las problemáticas actuales de la ingeniería civil, inauguró un nuevo espacio de reflexión y debate, bajo el nombre ciclo Fórum+CPIC. El primer encuentro de esta edición 2015 se llevó a cabo en la sedede la institución y abordó la temática “Desafíos de la ingeniería sustentable”. Durante el evento, se implementó un dinámico formato de mesa redonda, donde participaron 15 panelistas representandotoda la cadena de valor inherente a este tópico, incluyendo referentes de destacadas desarrolladoras y constructoras, ingenieros y arquitectos expertos en la materia, funcionarios públicos, empresarios industriales y representantes de las cámaras del sector.

En representación del CPIC estuvieron los ingenieros civiles Enrique Sgrelli y Roberto Policichio, y asi mismo brindaron su visión desde la función públicala Arq. Claudia Lanosa -Agencia de Protección Ambiental (APRA) del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires-, y el Ing. Jorge Cornejo –Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI)-. La opinión de los expertos asesores estuvo representada por los arquitectos Guillermo Brunzini –estudio Brunzini-, Micaela Smulevich – Green Group- y Nicole Michel.También participó la Arq. María Dujovne – estudio DujovneHirsch-, representando a la vez al Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo – CPAU-. Las empresas industriales líderes estuvieron presentes a través de Daniel Cabaleiro -ALCEMAR-, Karina Chiummiento –La Greca Home-, y los arquitectos César Aquilano –VASA- y Adriana López –Tecnocom-. Fueron moderadores los arquitectos Gustavo Di Costa –Revista CPIC- y Hernán Barbero de Barbero Sarzabal.

El Ing. Civil Enrique Sgrelli, prosecretario del CPIC y experto en la temática, expresó: “La sustentabilidad atraviesa todas las especialidades de la profesión del ingeniero civil. Es fundamental que estén presentes todos los actores de la cadena de valor para que no se creen asimetrías. Por ejemplo, desarrollar muy fuerte el área sustentable de un producto y que no esté acompañado por el resto crea desequilibrios que muchas veces generan costos redundantes o mayores”. Además Sgrelli destacó la importancia de la industria dela abertura y del vidrio en esta temática, que están empujando los grandes cambios en eficiencia energética. La Arq. Claudia Lanosa, asesora del cuerpo técnico de APRA, expresó: “Desde APRA, somos conscientes que la ciudad demanda conceptos más claros y abarcativos respecto de lo sustentable. Por ello impulsamos el ordenamiento de la Ley 123 que produjo un ordenamiento que diferencia claramente entre la baja complejidad y la alta complejidad. Por ejemplo, analizamos la mejor manera de regular el nuevo impacto que está recibiendo la ciudad con el desarrollo de las tecnologías de iluminación LED y el uso del espacio aéreo dada la instalación de las antenas de transmisión. Nuestra mayor ambición es la aprobación del Código Ambiental para incorporar la etiquetación de los edificios eficientemente energéticos, con un puntaje referido al cuidado de las energías y las envolventes”.El Ing. JorgeCornejo, representante del INTI, explicó: “Nuestra misión desde el INTI es formalizar una evaluación del comportamiento higrotérmico de los materiales de construcción, definir cuáles ofrecen un mejor rendimiento para optimizar la respuesta térmica de los edificios. En ocasiones se confunde el comportamiento térmico con el comportamiento energético”.La Arq. María Dujovne, vicepresidenta del CPAU y titular del estudio Dujovne-Hirsch dijo: “En el CPAU estamos muy involucrados en el tema de la normativa porque nos preocupa el código de planeamiento que nos rige en la práctica diaria, donde muchos aspectos de la verificación se basan en las Normas IRAM. En paralelo, el CPAU se involucró en el origen de las normativas para obtener un panorama amplio de cómo son las reglas que van a regular tanto el código de edificación como el de planeamiento urbano. Además estamos publicando libros de consulta como un medio de formación de los matriculados, para ir sentando bases y trayendo el tema a los profesionales pero desde el punto de vista local”.El Arq. Guillermo Brunzini, del Estudio Brunzini y profesional acreditado LEED señaló que LEED es un camino paralelo, no se interpone con ninguna norma local sino que se agrega tomando parámetros más exigentes, ya que llega por un mandato internacional de corporaciones que lo exigen y después es tomado por desarrollistas locales como valor agregado. Pero por lo general, estas normas van siempre adelante de las instituciones, aunque deberían ser caminos que se crucen, ya que son colaborativos.La Arq. Micaela Smulevich, acreditada LEED y LEED Faculty, expresó su visión desde un punto de vista internacional, ya que buena parte de su trayectoria profesional la hizo en el exterior: “Es muy importante entender el desafío de la ingeniería sustentablemirando hacia el exterior, y en este sentido la certificación de LEED de origen estadounidense es muy integradora en el proceso, porque toma normas internacionales y se apoya en las normativas locales también. LEED se estructura en tres pilares fundamentales: políticas, educación y economía”. La Arq. Nicole Michel, acreditada LEED y docente en sustentabilidad, manifestó: “Muchas empresas extranjeras traen normativas comprobadas en el exterior, como puede ser la norma LEED. Parte de nuestro trabajo consiste en proponerle a los desarrolladores incorporar elementos sostenibles y buscar la potenciación a travésde incentivos económicos o beneficios (como una mayor altura u ocupación del suelo). Sobre todo en EEUU hay mucha ayuda por parte de estados o entidades en cuanto a estas políticas de incentivo. Con la UADE hicimos un estudio de los posibles incentivos para incorporar en Buenos Aires, para que dentro de lo que es el ámbito local, empresas que no lo considerarían o que perciben que hay un costo extra por la sustentabilidad, adhieran a este compromiso”. Karina Chiummiento, representante de La Greca Home, explicó qué políticas están implementando desde la empresa en relación a esta problemática: “La Greca Home lleva adelante una iniciativa sobre la renovación de ventanas, buscando reemplazar aquellas aberturas ineficientes por sistemas eficientes. Somos además miembros de la red Ekoglass. Nuestras acciones están orientadas mayormente hacia el consumidor final, buscando que de manera sencilla pueda tener una ventana mucho más eficiente, aportando así al mejoramiento energético. La mayoría de las personas vive en casas que ya fueron construidas y que no reconocen instancias de eficiencia energética. El desafío es cómo hacer para que esa gente pueda acceder fácilmente a mejorar sus condiciones sostenibles. Es así que La Greca Home se especializó en el servicio de renovación de ventanas, basándonos en el Plan Renove de España, el cual alinea toda la cadena de valor desde los industriales, instituciones y gobiernos, al tiempo que brinda al usuario la posibilidad de una financiación para llevar a cabo las obras de recambio. Hasta ahora obtuvimos resultados muy positivos a nivel privado. Lo que falta es la integración de todos los sectores y la comunicación hacia la gente, para que conozcan las posibilidades que estas acciones representan”. Por su parte, el Arq. César Aquilano, representante de VASA, empresa muy ligada a la sustentabilidad y desarrolladores de la Red Ekoglass, destacó también la importancia de la comunicación: “A veces el usuario final se encuentra muy alejado de las nuevas tecnologías y son los profesionales que tienen que hacer de intermediarios.Tenemos la responsabilidad de defender la posición técnica adecuada, tanto para una obra nueva como para una construida. Pienso que en Argentina falta el marco regulatorio energético para que este tema despegue. La comunicación hacia el consumidor final es lo que se necesita para que la sustentabilidad vinculada con el elemento ventana se empiece a tener en cuenta. Los edificios tienen cada vez más superficies vidriadas por una cuestión de tendencias de la arquitectura, por eso es muy importante comunicarle al consumidor qué tipo de ventanas y soluciones vidriadas son las más convenientes en términos sustentables”.Daniel Cabaleiro, de la extrusora de perfiles de aluminio ALCEMAR, continuó: “La ventana no conforma solamente un elemento contenedor del vidrio, sino que es el conjunto de ambos componentes el que puede garantizar una óptima calidad térmica. Equivocadamente secree que una ventana de alta prestación va a generar un mayor costo en la obra, pero en realidades una inversión que va a generar un significativo retorno a corto plazo, al mejorar sustancialmente la eficiencia energética de una vivienda. En las grandes urbes existe una importante masa edilicia construida y nosotros alentamos el reciclado de ventanas porque entendemos que es uno de los temas más importantes a incorporar en las nuevas legislaciones”.La Arq. Adriana López, de la compañía TECNOCOM Perfiles, añadió: “Nuestra empresa está muy enfocada en la sustentabilidad desde el inicio porque fabrican el compuesto del PVC y el perfil, controlando de principio a final el proceso de producción. Este concepto de pensar global y actuar localmente debe ser llevado a la aplicación de las normas para que puedan llegar al usuario final. Trabajando en el área de asistencia técnica de la empresa me encuentro en contacto tanto con el profesional como con el usuario final, y muchas veces éste último tiene una idea más clara y está más informado que el profesional, con lo cualen ocasiones terminamos convenciendo desde el extremo de la cadena de valor hacia los eslabones intermedios. Por ello, nuestra empresa apuesta a la capacitación, creando conciencia que desde el diseño se obtienen importantes beneficios, generando así un cambio en la forma de concebir las obras”. El Ing. Civil Roberto Policichio, secretario del CPIC y gerente de ingeniería y mantenimiento del edificio Torre Madero, expresó:“Resulta clave en esta temática de la sustentabilidad incorporar el concepto del mantenimiento, que en general el usuario final rechaza equivocadamente ya que lo asocia a un mayor costo. Sin embargo, el correcto mantenimiento puede obtener un mayor beneficio en el funcionamiento de un edificio, además de los créditos en rendimiento energético”. Entre las conclusiones de este encuentro se destaca que continuamente diferentes voces, indicaron la necesidad de hacer énfasis en la educación, en la concientización y comunicación sobre la ingeniería sustentable, tanto hacia los profesionales, desarrolladores, empresarios y usuarios finales. También resaltaron la necesidad de involucrar a las autoridades que legislan sobre esta temática, generando normas que permitan estímulos no solo en las obras nuevas sino también en la edificación existente. Se debe generar una mayor certidumbre sobre la implementación de construcciones sustentables desmitificando la creencia de queéstaencierra mayores costos, teniendo en cuenta que genera una rápida amortización por el mejor rendimiento energético, un mejor confort y enormes ventajas para la calidad ambiental. La generación de este espacio de debate por parte del CPIC fue muy ponderado por los presentes, quienes se enriquecieron en el diálogo y la posibilidad de escuchar y dar a conocer opiniones sobre esta problemática cada vez más acuciante. El segundo ciclo Fórum+CPIC fue: “Experiencias en grandes obras sustentables”, sobre análisis de casos de importantes obras de la ingeniería civil y la arquitectura, en relación a esta temática.

1