#393 Junio 2018

EL GALPÓN 20.99

CAMBIO DE “RITMO” A UN BARRIO TUCUMANO

El Galpón 20.99, es un nuevo proyecto cultural que está ubicado en calle 25 de Mayo al 2.099, unas de las principales arterias de San Miguel de Tucumán, a 20 cuadras de Plaza Independencia y de la Casa de Gobierno de la Provincia.
Como parte de la presentación del lugar, fue convocado el reconocido artista cordobés Elian Chali – intervino el frente de distintos lugares del país y del exterior- que realizó un mural y puso en valor un sector de la ciudad ya que está emplazado en un barrio donde las actividades culturales, artísticas o expresivas son prácticamente nulas.
El 6 de Noviembre de 2014 se inauguró la fachada del “Galpón 20.99”, propuesto como, según sus organizadores, un lugar de convergencia, espacio de cruce y experimentación, pero sobre todo, un lugar de encuentro para charlar, compartir en una actitud positiva. Comenzando a rediseñar un territorio simbólico dentro del espacio barrial en todas ocasiones, el galpón se abre para disfrutar un momento y poder confluir con distintas manifestaciones culturales. Un proyecto que convoca a artistas de diferentes disciplinas; los coordinadores son: Javier Juárez, Martín Correa, Emilio Dahud, Cristian Sánchez, Ian Turowski y Alina Wainziger. Artistas que vienen de las artes plásticas, el cine, el teatro, el diseño gráfico, el grafitti y el periodismo.
“Creemos que la obra de Elian le dará un giro radical al lugar, ya que permitirá que el transeúnte se detenga, pregunte, comente, o le genere inquietud el mirar; creemos en la actitud y pasión del espacio, donde fueron importantes las palabras de Elian, reflejadas en sus acciones; y en que esta obra realizada aquí en Tucumán, en este barrio, es una revolución.” El artista dio una charla muy concurrida en la que despejó dudas y habló de su propuesta. Luego, se dejó inaugurado el muro, con la presencia del Dj Gab Riel tocando en vivo discos de vinilo, y un encuentro de Elián con el público.
Destacamos algunos conceptos de Elian sobre la pintura realizada en el galpón a la que denominó “RITMO”: a diferencia de mi trabajo anterior, la síntesis no se da en este caso.
El barrio lleva un ritmo diferente de la ciudad, lo que permite la contemplación y una atención más cerca de la obra de arte; esa es la razón de los diversos puntos de tensión y texturas, por lo que puede aportar complejidad a la pared y crear recorridos visuales obligatorios.

 

1