#393
Junio 2018


COMPLEJO EDILICIO JUAN FELIPE IBARRA

SANTIAGO DEL ESTERO

Las torres de los Ministerios de Educación, Economía y Data Center de la ciudad de Santiago del Estero, recibió como premio La Certificación LEED.

Ficha Técnica

Proyecto: San Martín Lonné Arquitectos.
Empresa constructora: Panedile.
Asesor estructural: Ing. Alberto Fainstein.
Asesor leed: Estudio Grinberg-Ingenieros consultores en sustentabilidad y certificaciones leed.
Cliente: Dirección General de Arquitectura dependiente del ministerio de obras y servicios públicos de la provincia de Santiago del Estero.

CERTIFICACION LEED
El complejo fue distinguido con la CERTIFICACION LEED (Leadership in Energy & Environmental Design) en el nivel plata por el afamado instituto norteamericano GREEN BUILDING CERTIFICATION INSTITUTE (GBCI). Es el primer edificio público en Argentina en recibir esta distinción. Este premio se obtuvo gracias al diseño eficiente combinado con prácticas sustentables, que reducirán los costos de operación y mantenimiento durante toda la vida del complejo edificio.

MEMORIA DESCRIPTIVA

Se construyeron dos torres de 24 y 18 pisos, además de subsuelo y planta baja, conectadas por dos puentes con remates inclinados y convergentes. Comprende también un edificio anexo de cuatro pisos que contiene la sala de sorteos y oficinas de la Caja Social.
El complejo alcanza los 105m. de altura en su punto más alto. El último piso funciona como mirador turístico, con vistas únicas de la ciudad y una capacidad operativa de 500 visitas diarias.

Son edificios inteligentes con servicios de comunicación, datos, telefonía IP, Internet, supervisión y control con cámaras de video, sistemas automáticos para aire acondicionado, control lumínico, ventilación, control de accesos y seguridad de oficinas. Todo está comandado por un sistema BMS (Building Manager System).

La fachada de doble vidriado tonalizado con cámara de aire minimiza el gasto energético. En las fachadas orientadas al noroeste, los parasoles de vidrio controlan la radiación solar manteniendo las visuales al exterior. Se ha priorizado la iluminación natural, contando además con una adecuada combinación de aparatos de iluminación con sensores lumínicos.

El proyecto “llave en mano” comprendió el equipamiento completo con terminaciones de alta calidad. Las oficinas incluyen piso técnico, alfombras de última generación, moderno mobiliario, iluminación, tabiquería y carpinterías divisorias, etc. El complejo contiene un importante auditorio para 120 personas totalmente equipado, con revestimientos acústicos y sistema completo de audio y sonido. El edificio cuenta con ocho ascensores de alta velocidad, más dos ascensores hidráulicos en áreas de apoyo. El subsuelo demandó 10.000 m3 de excavación, en presencia de arena con nivel freático alto. La fundación estructural del conjunto se resolvió con un sistema de cimentación profunda compuesta por pilotes de 30 metros de profundidad, que llegan hasta sustratos resistentes. Sobre distintos grupos de pilotes se apoyan importantes cabezales. Los pilotes representan 3500 m3 de hormigón armado.

La fachada del edificio del Ministerio de Educación, se ha integrado a la restauración de la fachada histórica de la antigua Escuela de Comercio Profesor Antenor Ferreyra. Como nexos de Infraestructura se construyeron 500m. de red cloacal en radio céntrico, 250m. de red de impulsión de agua potable, y un nuevo pozo de bombeo profundo con cloración, para reforzar servicios de centro de la ciudad.

ASPECTOS SUSTENTABLES

El proyecto recibió en diciembre de 2015 la Certificación LEED (Leadership in Energy and Environmental Design -Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental) en el Nivel Plata a cargo del USGBC -Green Building Council de los Estados Unidos -. Luego de 4 años de trabajo conjunto entre proyectistas, asesores, empresa constructora y comitente, el proyecto logró conceptos de sustentabilidad y ahorro energético que lo convierten en el primer edificio público sustentable de Argentina.

Eficiencia energética: Son edificios “inteligentes” que reciben información de sensores y detectores regulando de manera automática y eficiente las necesidades de iluminación y mejora térmica de cada sector.

El diseño del proyecto también permite mayor aprovechamiento de la iluminación natural. Sistemas de parasoles de vidrios para protección solar. Colectores solares para calentamiento del agua.

Ahorro de agua: Griferías eficientes para el ahorro en el consumo de agua. Riego eficiente por goteo que utiliza el agua de condensado de los equipos de aire acondicionado.

Materiales y recursos constructivos: Se utilizaron materiales extraídos o elaborados a una distancia no mayor a 800 km, disminuyendo el uso de combustibles fósiles para el transporte de los mismos. Materiales con contenidos reciclados como el hierro estructural y las alfombras.
Calidad del ambiente interior: El diseño de los aires acondicionados mejoran la calidad del aire y la temperatura interior a través del sistema Free Cooling, que aprovecha el aire exterior sin necesidad de encender los equipos. Edificio libre de humo.

Gestión de residuos: El complejo cuenta con espacios sectorizados para recolección y separación de residuos para su correspondiente reciclaje.
Reducción de emisiones por movilidad: Espacio de estacionamiento preferencial para vehículos de baja emisión, consumo eficiente de combustible y vehículos de servicio compartido (carpooling). Espacio para bicicletas con duchas para ciclistas.

Espacios verdes: Terrazas absorbentes con especies vegetales que mejoran el desempeño térmico y disminuyen la cantidad de agua de lluvia volcada hacia la vía pública.

PARASOLES DE CRISTAL

Se proyectó un sistema de parasoles de cristal que permitió, con un diseño de costo muy razonable, controlar la carga térmica de las caras de las torres más comprometidas en una ciudad de altas temperaturas. Las torres, que se distinguen en el paisaje urbano de Santiago del Estero con gran potencia, se han constituido en un hito urbano. Dos espacios son especialmente convocantes: Un pasaje ” cultural” permitió cruzar la manzana donde se implanta el edificio uniendo la calle 24 de Septiembre con la plaza seca ubicada en la Avenida Belgrano. En este pasaje se realizan muestras de arte, tecnología, y artesanías replica una tradición de pasajes típicos de esta ciudad. En el remate del Ministerio de Economía se distingue el mirador urbano, que permite visualizar la ciudad en altura en sus 360°. El mirador se ha construido en un hito turístico, permanentemente visitado por vecinos turistas.